Angustia - Información, expertos y preguntas frecuentes

Expertos en angustia

Encontrá un especialista en Angustia en tu ciudad:
Natalia Frers

Natalia Frers

Psicólogo

La Plata

Mariela González Garmendia

Mariela González Garmendia

Psiquiatra

Paraná

Miriam Perez Bali

Miriam Perez Bali

Psicólogo

Córdoba Capital

Laura Ferraioli

Laura Ferraioli

Psicólogo

Capital Federal

Ruth Graciela Ferrarese

Ruth Graciela Ferrarese

Psicoanalista, Psicólogo

Capital Federal

Jorgelina Diaz

Jorgelina Diaz

Psicoanalista, Psicólogo

Rosario

Preguntas sobre Angustia

Nuestros expertos han respondido 34 preguntas sobre Angustia

Te recomiendo que busques ayuda en una terapia psicológica, para que puedas descubrir el origen de tu angustia, y sobre todo para que tu cuadro no empeore y se transforme en una depresión
9 respuestas

... hola. Sinceramente, no conozco ni googleo para saber sobre el medicamento y responderte desde el desconocimiento y la liviandad. Es el Psiquiatra la persona adecuada, ya que es su dominio,…
5 respuestas

Lic. Claudia Carina Oviedo
Lic. Claudia Carina Oviedo
Psicoanalista, Psicólogo
Córdoba Capital
Hola. La consulta con un psicólogo te ayudará a saber respecto de lo que te ocurre y valorar los caminos posibles frente a ello y la consulta con un psiquiatra te permitirá responder tus dudas…
7 respuestas

Los expertos hablan sobre Angustia

Es un estado afectivo de carácter penoso que se caracteriza por aparecer como reacción ante un peligro desconocido. Suele estar acompañado por intenso malestar psicológico y por pequeñas alteraciones en el organismo, tales como elevación del ritmo cardíaco, temblores, sudoración, sensación de opresión en el pecho o de falta de aire. Es uno de los conceptos fundamentales en psicoanálisis (Freud y Lacan) y en filosofía (Kierkegaard y Heidegger).

Lorena Martín

Psicólogo

San Fernando del Valle de Catamarca

Pedir turno

La angustia nos interpela como una señal de peligro, como el único afecto que nunca miente, ocurre rápidamente y nos invita a investigar su origen para poder "saber hacer" con ella.

Veronica Borraz

Psicólogo

Neuquén Capital

Pedir turno

Mencionamos la angustia diariamente como una forma de describir un determinado estado anímico. Aveces usamos el término correctamente, otras no. Más allá de las definiciones técnicas, en especial las de orden psicoanalítico, podemos definir a la angustia como una sensación de vacío psíquico y de sobrecogimiento seguido por inhibición, aveces asociada a eventos que la desencadenan, otras veces no. La diferencia con la ansiedad (con la que solemos confundirla) es fundamental: la ansiedad es inquietud (emocional y motriz) e incertidumbre, muchas veces anticipatoria. No produce inhibición, por el contrario, puede motivar y movilizar.

Marcelo Aguirre

Psicólogo

La Plata

Pedir turno

La angustia es un estado afectivo que causa malestar, sensación de sofoco, sufrimiento mental e incluso tristeza. Está relacionada con el temor (miedo irracional), la desesperación y, en muchos casos, con la incertidumbre. El miedo a la separación, el acoso en la escuela o en el trabajo o los pensamientos irracionales e intrusivos, entre otras situaciones, pueden provocar angustia. Es frecuente que el término angustia se confunda con ansiedad.

Sergio Fernandez Hryszczuk

Psicólogo

Córdoba Capital


Proviene de la raíz griega y se refiere a la sensación de opresión precordial con desasosiego. Existe una angustia que puede ser normal, aparece frente a estímulos estresantes. Si la amenaza es errónea o distorsionada, se genera una angustia que tiende a persistir, y se transforma en patológica, restringiendo la autonomía y el desarrollo personal de quien la sufre.

Claudia Milone

Psicólogo

Capital Federal

Pedir turno

Es un estado emocional penoso y de sufrimiento psíquico donde el sujeto responde ante un miedo desconocido. Además del dolor psíquico presenta cambios en el organismo como la sudoración, la taquicardia, temblores y falta de aire. Hay tipos de angustia y grados que llegan a la enfermedad psicológica, para lo cual se utilizan terapias como la psicoanalítica y los tratamientos farmacológicos, entre otros.Es un sentimiento diferente al del miedo ya que éste último está referido a un objeto en particular, mientras que en la angustia se teme a algo desconocido. Desarrollamos mecanismos de defensa que nos protegen de la angustia, pero que no siempre son eficaces, es ese el momento de consultar.

Virginia Ceccato

Psicólogo

Capital Federal

Pedir turno

La angustia se percibe con el cuerpo, allí, en el pecho, y no tenemos palabras para poder expresarla; éste es su rasgo distintivo. Al miedo lo podemos describir perfectamente, pero a la angustia, ni en lo más mínimo. Es difícil de creer y de soportar, pero lo que produce el desarrollo personal es la angustia, puesto que ella genera en la psiquis humana un nivel muy alto de energía (tensión interna) la cual podemos aprender a orientar hacia fines positivos, incluso saludables. Un artista comprende perfectamente que necesita esta tensión, puesto que de ella brota su inspiración. La psicoterapia busca reducir este malestar o dirigirlo hacia fines constructivos.

Mariano Ellison

Psicólogo

Santa Fe Capital

Pedir turno

Es un afecto que se relaciona con la muerte y el vacío existencial. Desde niños aparece por ejemplo hacia el octavo mes de vida cuando se empieza a diferenciar de la madre y siente su pérdida cuando lo empieza a dejar para hacer sus actividades. Más tarde cuando por ejemplo, el niño siente soledad. Si la angustia se siente en gran parte de nuestros días es importante realizar un tratamiento psicoterapeútico para poder poner en palabras dicha angustia.

Dalia Sneider

Psicólogo, Psicoanalista

Capital Federal

Pedir turno

La angustia tiene un lugar predominante en nuestra problemática actual. En la experiencia psicoanalítica la angustia es un afecto que no engaña, se siente en el cuerpo. Lo importante con la angustia es saber que el psicoanálisis es quien se ofrece como una experiencia de la función de la angustia que le da lugar a la palabra, ya que las demás terapéuticas lo consideran un trastorno al que acallan, tapan o atemperan. Es importante encontrar la función que tiene la angustia para una persona determinada y hacerla pasar por la palabra.

Lucia Paira Galán

Psicólogo

Córdoba Capital


La angustia es un motivo de consulta muy frecuente por ella los pacientes se deciden a iniciar un tratamiento. El malestar que produce es perturbador y ocasiona un deterioro en varias áreas de la vida de una persona. En general yo les digo que tengan tolerancia y paciencia ya que es un estado que generalmente pasa y en un plazo no muy largo se desvanece al tratar el problema. Es muy amplio el grado y la intensidad con que se puede experimentar la angustia y las causas que la originan pero confío mucho en el proceso que realiza cada uno y en la entrega al tratar de ver lo que esta involucrado alli en esa emocionalidad. Freud decia que la angustia era el motor del analisis....

E. Sabina Lopez Castell

Psicólogo

El Bolsón


Síntoma de la época actual, caracterizada por la incertidumbre y la inestabilidad en los diferentes planos y aspectos de la vida. Los problemas pueden conducir a una crisis de angustia, trastorno que si no es tratado, acarrea consecuencias tanto emocionales como físicas. Por otra parte, a menudo, la angustia va acompañada de otras sensaciones tales como ansiedad, depresión, tristeza y miedo. Desde la terapia psicoanalítica, se trabajan los motivos que producen angustia, para poder entenderlos, trabajarlos, superarlos y poder aprender de ellos.

Brenda Orradre

Psicólogo, Psicoanalista

Olivos

Pedir turno

La ansiedad que con tanta frecuencia es motivo de consulta, es una manifestación de la angustia. Puede presentarse como un intenso y persistente sentimiento desagradable que suele desembocar en una crisis (o ataque) de ansiedad. Corresponden a la ansiedad sensaciones físicas precisas: alteración de la actividad cardíaca (palpitaciones, taquicardia), perturbaciones de la respiración (opresión, ahogos, disneas), ataques de sudor, temblores, vértigo y la impresión de una espera angustiosa. Incluso en ocasiones se presenta asociada a una depresión. Las personas que padecen esta dolencia suelen presentar dificultades en la expresión y es frecuente escucharles, al final de cada frase un “no sé…

Pilar Iglesias Nicolás

Psicoanalista, Psicólogo

Bariloche

Pedir turno

El conflicto se centra en que el sujeto no quiere saber que no hay saber y por otro lado está el deseo. Por lo que resolver el conflicto significaría, por un lado cierta experiencia del inconsciente, por el otro ser capaz de caminar en la dirección del deseo. Sabiendo hacer con lo que lo angustia.

Alejandro Bonilla

Psicólogo, Psicoanalista

Villa Ballester


Como Psicóloga clínica (trato diario con consultantes, pacientes y su flia.) escucho a través de muy diversas sintomatologías o estados de ánimo, la insistencia de lo repetitivo, a veces compulsivo, que encubre la angustia, que no deja de manifestarse. Y los caminos errados que tomamos por desoírla, malas elecciones de pareja, insatisfacción en general, aunque surge más claramente en las fobias y en las crisis de ansiedad. Creo que no se trata de silenciar los síntomas, sino volverlos útiles, indagarlos, en compañía de un profesional junto al cual crear el contexto psicoterapéutico adecuado. Dar lugar a las palabras, a lo no dicho, lo que nos avergüenza o nos inhibe.

Alejandra González

Psicólogo

Capital Federal

Pedir turno

Es un estado emocional penoso donde la persona responde ante ese miedo con dolor psíquico (desgano, pérdida de placer, falta de motivación, inestabilidad emocional) y físico (sudoración, taquicardia, temblores, falta de aire, etc). Por lo general, aparece cuando la persona debe enfrentarse a una situación dificultosa en su vida, donde haya sentimiento de amenaza, físico o psíquico. De esta manera, el organismo "prende" una alarma utilizando diversos mecanismos de defensa, ya sean ansiedad, estrés, angustia, etc. Es vital el tratamiento terapéutico por parte de un profesional que pueda acompañar en el transcurso de esta crisis y permita desarrollar herramientas para enfrentarla.

María Emilia Haymal

Psicólogo

Córdoba Capital

Pedir turno

La angustia es parecida al miedo. Se diferencian en que mientras el miedo siempre tiene que ver con algo externo a lo que le "tememos", la angustia es un estado interno que no se relaciona con nada objetivo. La angustia viene y se manifiesta a través de nuestro ser con una gran sensación de vacío. Muchos cometen el error de buscar la solución en el afuera, ya sea comprando compulsivamente, estableciendo relaciones "sin sentido" para no estar solos, u otras pretendidas salidas que solo consiguen, en el mejor de los casos, "emparchar" la angustia. La única manera de poder superarla es atravesarla. Y para ello el paciente debe estar verdaderamente dispuesto a bucear en su subjetividad.

Alejandra Crespo

Psicólogo

Capital Federal

Pedir turno

La angustia es un estado de intranquilidad intenso causado especialmente por algo desagradable o por aquello que se percibe como una amenaza o un peligro. Comienza repentinamente y se acompaña de síntomas físicos y/o emocionales. La sucesión de crisis de angustia repetidas puede dar lugar a un trastorno de angustia, así como la preocupación de nuevos episodios de crisis futuras. Considero la psicoterapia la forma más adecuada de dar tratamiento más natural y eficaz. Sin embargo, en algunas personas afectadas que presenten crisis frecuentes puede ser necesario combinar el tratamiento con fármacos.

Diego Hejeij

Psicólogo

Belgrano


A contrapelo con la inmediatez y la vacuidad que la época nos propone, la Clínica Psicoanalítica, subversiva al ideal y a las identificaciones, se presenta como un escenario privilegiado para otorgarle la palabra al sujeto. Se busca posibilitar un acto analítico, una conversión en la posición del sujeto en cuanto a la relación que tiene con su propio saber, apelando al vaciamiento del objeto condensador de angustia. Procurando finalmente que este pueda aproximarse a un saber arreglárselas con ese resto pulsional.

María Soledad Arraes

Psicólogo

Córdoba Capital


Ante la aparición de la angustia, el psicoanálisis ofrece un espacio de escucha, para que la palabra se despliegue y a través de ella juntos podamos encontrar nuevas formas de resolución y canalización de la misma que permitan conectarse con el verdadero deseo que cada uno tiene. Muchas veces la angustia aparece cuando nos damos cuenta que hay algo en nuestra vida que se repite una y otra vez de la misma manera, y nos damos cuenta que algo nosotros tenemos que ver con esa repetición. El psicoanálisis permite entre otras cosas interrogarnos, mirarnos para adentro y entender y conocer que tenemos que ver nosotros con eso que nos pasa, para de ese modo poder hacer algo diferente con eso.

Gabriela Barros

Psicólogo

Capital Federal


Desde la perspectiva de quien la padece, la angustia muchas veces no puede ser explicada ni relacionada a algo concreto. Es una sensación, un malestar. A través de la terapia psicoanalítica lacaniana, se intenta ponerle palabras, encontrar lo que produce este malestar y trabajarlo con el analizante. No basta con encontrar su causa, hay que ir más allá y llegar a transformarlo en el bienestar para cada analizante.

Silvina Jimenez

Psicoanalista, Psicólogo

San Luis - Capital

Pedir turno

Los ataques de pánico son episodios súbitos de miedo intenso que se acompañan por sensaciones en el cuerpo y pensamientos de catástrofe. Algunos de los síntomas más comunes son: - Palpitaciones y/o taquicardia. - Temblores. - Sensación de ahogo, falta de aire y dificultades para respirar. - Sensación de mareo e inestabilidad y por esto, temor al desmayo. - Opresión en el pecho y/o en el estómago. - Desrealización (sensación de irrealidad). - Despersonalización (sentirse separado de uno mismo). - Miedo a morir. - Miedo a volverse loco. - Miedo a perder el control. La persona tiende a pensar que tales sensaciones corporales son peligrosas pero no constituye un peligro real.

Yanina Orrico

Psicólogo

Santa Fe Capital

Pedir turno

En relación a la angustia, y a sus distintas manifestaciones, ya sean aquellas que paralizan o las que dan aviso de... es valioso en estos tiempos sin tiempo, detenerse y poder pensarse. Poder ir al encuentro de un otro que aloje, que escuche, que contenga. Vivimos con un apuro tal, que lo simple, queda olvidado. No se sabe lo bondadoso que uno puede ser consigo mismo, si se presta atención. Esto también se aprende. Ya lo decía Freud, La ciencia moderna aun no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas...

Susana Scornavaca

Psicoanalista, Psicólogo

Capital Federal


La angustia se manifiesta como un afecto , que tiene manifestaciones fisiológicas. Una de las formas de la angustia es lo que se conoce como "Ataque de Pánico", en donde se registra una reacción exagerada del cuerpo ante situaciones donde , a nivel externo, no se presenta riesgo ni peligro. La respuesta del pánico es una respuesta fisiológicamente adaptada, pero en ciertas situaciones, los estímulos externos no justifican la reacción fisiológica. Un tratamiento se destina a explorar el Riesgo Pulsional (es decir, peligro interior) que predispone a tal reacción.

La psicoterapia es un proceso de comunicación entre un profesional experto (terapeuta) y un sujeto necesitado de ayuda por problemas de salud mental (paciente) que tiene como objeto producir cambios para mejorar la salud mental. En el tratamiento de la crisis de pánico (angustia) se debe tener en cuenta que los episodios que la caracterizan afectan, de forma importante, la vida de las personas que las padecen y que aunque se puede mejorar ocasionalmente, no suelen desaparecer a menos que se reciba un tratamiento adecuado.

Suele haber distintos modos de la angustia en psicoanálisis: no es la misma angustia en el comienzo del tratamiento, cuando quien la padece refiere un relativo extravío de su posición en el padecimiento que la angustia que se presenta una vez ya iniciado el análisis y, en todo caso, cuando se verifica la inercia del síntoma en una especie de “Ya sé, pero aún así no puedo evitarlo”.

Naya Rivero

Psicólogo

Lanús Oeste

Pedir turno

La angustia es un estado emocional intenso interpretado como muy desagradable e insoportable. Se caracteriza por aparecer como reacción ante el miedo, un peligro desconocido, o ante una respuesta de ansiedad. Además suele estar acompañado por intenso malestar psicológico y por síntomas físicos (elevación del ritmo cardíaco, sudoración excesiva, temblores, sensación de presión en la zona del tórax o falta de aire) y de una interpretación psicológica de que esa sensación no se puede aguantar más. Es un trastorno muy frecuente en la sociedad actual, por lo que resulta crucial saber cómo afrontarla, ya que puede derivar en serios perjuicios para la salud física y emocional.

Carlos Fernando Arias Salaberry

Psicólogo

Córdoba Capital


La angustia es una emoción difusa, poco clara, un estado de intranquilidad o inquietud muy intensas causado especialmente por algo desagradable o por la amenaza de una desgracia o un peligro. Muchas veces su causa no es consciente... hasta que se la trata! Una vez iluminada, la angustia y la ansiedad lentamente suele ceder paso a un estado más sereno y satisfactorio.

María Magdalena Isola Goyetche

Psicoanalista, Psicólogo

Capital Federal


En general nos referimos a fenómenos mentales (aprensión, preocupación) y corporales (sofocación, palpitaciones, tensión muscular, fatiga, sudor, temblor, etc). Debemos diferenciar "angustia" de "miedo". El miedo normalmente posee un "objeto específico" (a rendir un examen, a enfrentar una situación, a entrar a determinado lugar ...) mientras que sobre la angustia no podemos normalmente dar cuenta a qué se debe, pero sabemos que "algo" está ocurriendo. La angustia es una SEÑAL. El trabajo en la clínica es encontrar el motivo, darle cuerpo a la angustia, abordar el tema y trabajarlo; para que la misma disminuya y pueda controlarse.

María Constanza Alaye

Psicoanalista, Psicólogo

Córdoba Capital

Pedir turno

Es comun confundir o no poder discriminar entre la angustia, la depresión, la tristeza y la ansiedad. Poder distinguirlas es importante para poder iniciar una cura. Muchos pacientes son innecesariamente medicados con antidepresivos o tardíamente tratados por no diferenciar estas distintas formas de sufrir. La angustia es tratable, pero muchas personas la sobrellevan hasta el límite de lo soportable. Ese permanecer en la angustia, habitarla permanecer con ella es curable, algunas pocas veces requiere ayuda medicamentosa, otras no solo se requiere concebir un tratamiento singular, a la medida de cada paciente.

Mariano Puentes

Psiquiatra

City Bell

Pedir turno

Es un estado afectivo, muy desagradable para el paciente, teniendo un componente psíquico y un componente físico o vegetativo. Se manifiesta como un malestar inespecífico, con un ánimo ansioso o depresivo o no descriptible, que se acompaña de síntomas como llanto inmotivado, temor, miedos, dolor de pecho, falta de aire, importante nerviosismo, insomnio, alteraciones del apetito y muchos síntomas más. No es indicativo de una patología en particular, dado que puede presentarse en varias (la mayoría) de los cuadros psiquiátricos.

Miguel Ángel Catá

Psiquiatra

La Plata


La angustia es un afecto que todas las personas experimentamos en algún momento, a lo largo de la vida. Es un estado de intranquilidad o inquietud intensas causado especialmente por algún suceso que en muchas ocasiones no es claro o evidente para el paciente. Puede ocasionar otros síntomas como tristeza, ansiedad, miedo, insomnio, inapetencia. También suele conocérselo como ataque de pánico. Cuando este cuadro se presenta de manera sostenida, la persona puede llegar a pensar que esta enloqueciendo. En muchas ocasiones es difícil identificar las causas concretas que llevan a este estado. Encontrar la causa del problema a través de la terapia es la manera de disminuir la angustia.

Claudia Griffa

Psicoanalista, Psicólogo

Capital Federal


La angustia, puede ser focalizada o dispersa. Está relacionada con el miedo que a veces experimentamos cuando nos damos cuenta de que nuestro futuro y que nuestra calidad de vida están siendo amenazadas o atacadas. En esto, el contexto suele ser un disparador de lo real o siniestro. En otras, tiene que ver con la sensación interna de opresión, de enfrentar algo que nos supera, la impotencia ante la incertidumbre que no podemos controlar o prever. Suelen acompañar frecuentes síntomas físicos y de gran tensión. Lo más característico es la evitación.

Istvan Karl

Psicólogo

Capital Federal

Pedir turno

La angustia es vista solo como un obstáculo para el día a día; es cierto que todo es mas difícil si uno esta angustiado, pero debemos saber y tener en cuenta que la angustia muchas veces es el primer paso para comenzar un tratamiento y mejorar nuestra calidad de vida.

Malena Pandolfo

Psicólogo

Capital Federal


La angustia y la ansiedad son dos repuestas emocionales relacionadas con el estrés, que se da ante la percepción de un peligro o amenaza,y relacionada a otras emociones como preocupación o miedo. Hasta cierto nivel la ansiedad resulta adaptativa permitiendo activar al organismo para actuar de modo efectivo y llegado el caso activar la respuesta de lucha o huida ante una situación puntual objetiva que la requiera. Cuando la respuesta de ansiedad resulta desproporcionada al contexto o persiste en el tiempo es cuando puede volverse un problema que puede expresarse en diferentes trastornos psicológicos como: fobia social, crisis de pánico, agorafobia, trastorno obsesivo compulsivo entre otros.

Leandro Augusto Borré

Psicólogo

Capital Federal

¿Qué profesionales tratan Angustia?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.