Parálisis de bell - Información, expertos y preguntas frecuentes

¿Qué es?

La parálisis de Bell es una forma de parálisis facial temporaria que se produce por el daño o trauma a uno de los dos nervios faciales. El nervio facial, también llamado séptimo par craneano, es una estructura en pares que viaja a través de un canal óseo estrecho (llamado canal de Falopio) en el cráneo, debajo del oído, a los músculos a cada lado de la cara. Cuando se produce la parálisis de Bell, se interrumpe la función del nervio facial, causando la interrupción de los mensajes que el cerebro le envía a los músculos faciales. Esta interrupción produce debilidad o parálisis facial. El trastorno, que no está relacionado con un accidente cerebrovascular, es la causa más común de parálisis facial. Generalmente, la parálisis de Bell afecta a un solo nervio del par facial y un lado de la cara, sin embargo, en casos infrecuentes, puede afectar ambos lados.

Causas de Parálisis de Bell

La parálisis de Bell se produce cuando el nervio que controla los músculos faciales está hinchado, inflamado o comprimido, dando como resultado debilidad o parálisis facial. Sin embargo, se desconoce qué es lo que causa el daño. Se cree que una infección viral como una meningitis viral u otros pueden causar el trastorno. El trastorno también ha sido asociado con la influenza o una enfermedad parecida a la misma, dolores de cabeza, infección crónica del oído medio, hipertensión arterial, diabetes, sarcoidosis, tumores, enfermedad de Lyme y traumas tales como fractura de cráneo o lesión facial.

Los síntomas de Parálisis de Bell

Los síntomas de la parálisis de Bell, que varían entre las personas y fluctúan en gravedad desde una debilidad leve a parálisis total, pueden incluir tics, debilidad, o parálisis en uno o ambos lados de la cara, caída del párpado y de la comisura de la boca, baboseo, sequedad del ojo o la boca, deterioro del gusto, y lagrimeo excesivo de un ojo. Con mayor frecuencia estos síntomas, que generalmente comienzan súbitamente y llegan al máximo en 48 horas, llevan a una distorsión facial significativa. Otros síntomas pueden comprender dolor o molestias alrededor de la mandíbula y detrás del oído, zumbido en uno o ambos oídos, dolor de cabeza, pérdida del gusto, hipersensibilidad al sonido del lado afectado, deterioro en el habla, mareos y dificultad para comer o beber.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de parálisis de Bell se hace sobre la base de la presentación clínica, que incluye un aspecto facial deformado y la incapacidad de mover músculos en el lado afectado de la cara, y descartando otras causas posibles de parálisis facial. No existe un análisis específico de laboratorio para confirmar el diagnóstico de este trastorno.

Tratamiento de Parálisis de Bell

No existe una cura o curso estándar de tratamiento para la parálisis de Bell. El factor más importante en el tratamiento es eliminar la fuente del daño nervioso. La parálisis de Bell afecta a cada individuo en forma diferente. Algunos casos son leves y no necesitan tratamiento ya que generalmente los síntomas remiten por sí solos en 2 semanas. Para otros, el tratamiento puede incluir medicamentos y otras opciones terapéuticas.

No descuidés tu salud

Elegí la consulta en línea para empezar o continuar tu tratamiento sin salir de casa. Si lo necesitás, también podés reservar una cita presencial.

Mostrar especialistas ¿Cómo funciona?

Expertos en parálisis de bell

Pablo Matarrese

Pablo Matarrese

Neurólogo

Punta Alta

Martin Cesarini

Martin Cesarini

Neurólogo

La Plata

Ernesto Gustavo Dávalos

Ernesto Gustavo Dávalos

Neurólogo

Salta Capital

Adriana Ellenberg

Adriana Ellenberg

Neurólogo

Garín

María Florencia Almada

María Florencia Almada

Neurólogo

Gualeguay

Alejandra Baez

Alejandra Baez

Neurólogo

Capital Federal

Preguntas sobre Parálisis de bell

Nuestros expertos han respondido 36 preguntas sobre Parálisis de bell

Los expertos hablan sobre Parálisis de Bell

La parálisis facial periférica (de Bell) es un síndrome repentino, que consiste en la afectación del nervio facial, donde se encuentra afectada la función muscular y/o sensitiva de un lado del rostro. El tratamiento consiste en volver a generar la conexión desde el nervio hacia los músculos, recuperando la movilidad, en base a tres pilares, los ejercicios, las terapias manuales y la electroestimulación. Mi tesis final de grado fue basada en la eficacia de la aplicación de la electroestimulación en pacientes con Parálisis Facial Periférica, dando como conclusión una mejoría en la contracción muscular y en un aumento de la simetría facial.

Laura Trevisani

Kinesiólogo

Mar del Plata

Pedir turno

¿Qué profesionales tratan Parálisis de bell?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.