Trapax - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Trapax

Ansiolítico.

Indicaciones

Tratamiento a corto plazo de los síntomas de ansiedad tales como: Alivio a corto plazo de los síntomas de ansiedad. Trastornos de ansiedad generalizada. Ansiedad en estados psicóticos. Ansiedad asociada con síntomas somáticos. Ansiedad asociada con depresión o síntomas depresivos. Ansiedad reactiva. Síntomas de abstinencia alcohólica. Tratamiento del delirium tremens. Premedicación quirúrgica.

Precauciones especiales

Dosificación

Los comprimidos sublinguales de lorazepán colocados debajo de la lengua se disuelven en aproximadamente 20 segundos. El paciente no deberá deglutir durante por lo menos 2 minutos para permitir su absorción. Se deberá individualizar la posología y la duración del tratamiento, debiendo prescribirse la dosis eficaz más baja durante el menor tiempo posible. El riesgo de presentar síntomas de abstinencia y de rebote es mayor con la suspensión abrupta del tratamiento; por lo tanto, la discontinuación deberá ser gradual (véase Advertencias). No se deberá extender el período de tratamiento sin reevaluar primero la necesidad de continuar con la terapéutica. El rango posológico recomendado es de 2 a 6 mg/día, pero la dosis diaria podrá variar entre 1 y 10 mg/día. Los aumentos de la dosis de lorazepán deberán realizarse en forma gradual para prevenir efectos adversos y siempre se deberá comenzar por la dosis nocturna. Tratamiento a corto plazo de los trastornos de ansiedad: La dosis inicial recomendada es de 2 a 3 mg/día, en dosis divididas 2 ó 3 veces por día. Síntomas de abstinencia alcohólica: La dosis inicial recomendada es de 2 a 3 mg/día, en dosis divididas 2 ó 3 veces por día. Tratamiento del delirium tremens: La dosis inicial recomendada es de 2 a 3 mg/día, en dosis divididas 2 ó 3 veces por día. Premedicación quirúrgica: La dosis recomendada es de 2 mg la noche anterior a la cirugía y/o 1-2 horas antes de la intervención. Si se deseara un mayor nivel de sedación, podrá emplearse una dosis de 0,05 mg/kg hasta un máximo de 4 mg. Pacientes geriátricos y debilitados: En pacientes añosos y debilitados, reducir la dosis inicial aproximadamente un 50% y ajustar la posología según necesidad y tolerancia. Empleo en pacientes con deterioro hepático: En pacientes con insuficiencia hepática severa, la dosificación deberá ajustarse cuidadosamente según la respuesta del paciente. En esta población de pacientes podrán ser suficientes dosis más bajas. Véase también Precauciones. Empleo en pacientes con deterioro renal: Las recomendaciones posológicas específicas no son necesarias. Véase también Farmacocinética.

Farmacología

El lorazepán es una benzodiazepina que interactúa con el complejo de receptores benzodiazepínicos-ácido gamma-aminobutírico (GABA), aumentando la afinidad del GABA.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a las benzodiazepinas o a alguno de los componentes de la formulación. Glaucoma de ángulo cerrado.

Advertencias

El empleo de benzodiazepinas, incluyendo el lorazepán, puede derivar en depresión respiratoria potencialmente fatal y en dependencia física y psicológica (véase Abuso y Dependencia). Se han comunicado reacciones anafilácticas/anafilactoideas severas con el empleo de benzodiazepinas. Se han registrado casos de angioedema de lengua, glotis o laringe en pacientes después de tomar la primera o subsiguientes dosis de benzodiazepinas. Algunos pacientes tratados con benzodiazepinas presentaron otros síntomas tales como disnea, cierre de la garganta, o náuseas y vómitos. Algunos pacientes necesitaron tratamiento médico en el servicio de urgencias. Si el angioedema afecta la lengua, glotis o la laringe, puede causar obstrucción de las vías aéreas y ser mortal. Los pacientes que manifiesten angioedema luego del tratamiento con una benzodiazepina no deben ser expuestos nuevamente al medicamento.

Interacciones

Las benzodiazepinas, entre ellas el lorazepán, producen efectos depresores aditivos sobre el SNC cuando se las coadministra con otros depresores del SNC tales como el alcohol, barbitúricos, antipsicóticos, hipnosedantes, ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos narcóticos, antihistamínicos sedantes, anticonvulsivantes y anestésicos. El empleo concomitante de clozapina y lorazepán puede producir sedación profunda, salivación excesiva y ataxia. La administración concomitante de lorazepán y valproato puede aumentar las concentraciones plasmáticas y reducir el clearance del lorazepán. La dosis de lorazepán deberá reducirse a aproximadamente el 50% cuando se coadministre con valproato. La administración concomitante de lorazepán y probenecid puede derivar en un comienzo más rápido de la acción del lorazepán o prolongar sus efectos debido a una vida media más prolongada y a un menor clearance total. La dosis de lorazepán necesita ser reducida en aproximadamente un 50% cuando se coadministre con probenecid. La administración de teofilina o aminofilina puede reducir los efectos sedantes de las benzodiazepinas, incluyendo el lorazepán.

Efectos adversos y efectos secundarios

Las reacciones adversas se señalan por categoría de frecuencia según el Consejo para la Organización Internacional de Ciencias Médicas (CIOMS): Muy frecuentes: =10%. Frecuentes: =1% y Organismo en general: Frecuencia: no determinada: Reacciones de hipersensibilidad, reacciones anafilácticas/anafilactoideas, angioedema, síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética, hiponatremia, hipotermia. Frecuentes: Debilidad muscular, astenia. Aparato cardiovascular: Frecuencia: no determinada: Hipotensión, reducción de la presión arterial. Aparato digestivo: Infrecuentes: Náuseas. Frecuencia no determinada: Constipación, aumento de la bilirrubina, ictericia, aumento de las transaminasas hepáticas, aumento de la fosfatasa alcalina. Sistema hemolinfático: Frecuencia: no determinada: Trombocitopenia, agranulocitosis, pancitopenia. Sistema nervioso y sensorial: Frecuencia: no determinada: Los efectos de las benzodiazepinas sobre el SNC dependen de la dosis; la depresión del SNC es más severa con dosis altas. Síntomas extrapiramidales, temblor, vértigo, trastornos visuales (incluso diplopía y visión borrosa), disartria/lenguaje entrecortado, cefalea, convulsiones/ crisis convulsivas; amnesia, desinhibición, euforia, coma; ideación suicida/intento de suicidio, alteraciones de la atención/concentración, trastornos del equilibrio. Reacciones paradójicas tales como ansiedad, agitación, excitación, hostilidad, agresión, ira, trastornos del sueño/insomnio, excitación sexual, alucinaciones, amnesia anterógrada. Muy frecuentes: Sedación, fatiga, somnolencia. Frecuentes: Ataxia, confusión, depresión, desenmascaramiento de la depresión, mareos. Infrecuentes: Cambios en la libido, impotencia, disminución del orgasmo. Aparato respiratorio: Frecuencia: no determinada: Depresión respiratoria, apnea, agudización de la apnea del sueño (el grado de depresión respiratoria con las benzodiazepinas depende de la dosis; la depresión es más severa con altas dosis). Agudización de la enfermedad pulmonar obstructiva. Piel y Anexos: Frecuencia: no determinada: Reacciones cutáneas alérgicas, alopecia.

Preguntas sobre Trapax

Nuestros expertos han respondido 86 preguntas sobre Trapax

 Kennia Borja
Kennia Borja
Psiquiatra
Capital Federal
Te sugiero consultarlo con tu médico de cabecera para que valore el beneficio de dicha administración de acuerdo a sus antecedentes médicos
1 respuestas

Dra. Victoria Franquet
Dra. Victoria Franquet
Psiquiatra
Capital Federal
Hay medicaciones mejores para ancianos con insomnio y demencia, por ejemplo la quetiapina. Siempre consultar con el psiquiatra, quien es que tiene el conocimiento y ademas es el único que responde…
1 respuestas

Dra. María Basile
Dra. María Basile
Psiquiatra
Capital Federal
Es un ansiolítico. Usted debería saber por qué está indicado, qué necesita corregir, y si aun requiere continuar con la medicación, todo psicofármaco debe ser controlado por un médico psiquiatra,…
1 respuestas

¿Qué profesionales prescriben Trapax?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.