Dalacin* c - Información, expertos y preguntas frecuentes

Uso de Dalacin* c

Antibiótico.

Indicaciones

DALACIN* C está indicado para el tratamiento de infecciones serias causadas por bacterias anaeróbicas susceptibles. DALACIN* C también está indicado para el tratamiento de infecciones serias causadas por cepas susceptibles de estreptotocos, neumococos y estafilococos. Su uso debe limitarse a los pacientes alérgicos a la penicilina o a otros pacientes para los cuales, a criterio del médico, la penicilina no sea apropiada. Debido al riesgo de colitis seudomembranosa asociada a los antibióticos, que se describe en la sección Advertencias, antes de optar por el tratamiento con clindamicina el médico debe evaluar la naturaleza de la infección y la posibilidad de que existan alternativas menos tóxicas (por ej.: eritromicina). Se deben realizar estudios bacteriológicos para determinar los organismos causantes de la infección y su susceptibilidad a la clindamicina. Cuando se hallen indicados, junto con el tratamiento antibiótico deben realizarse los procedimientos quirúrgicos correspondientes. DALACIN* C está indicado para el tratamiento de infecciones serias causadas por cepas susceptibles de los organismos indicados en las enfermedades que se mencionan a continuación: infecciones del tracto respiratorio inferior, incluyendo neumonía, empiema y abscesos pulmonares causados por organismos anaeróbicos, Streptococcus pneumoniae, otros estreptococos (excepto E. faecalis) y Staphylococcus aureus. Infecciones de la piel y la estructura cutánea causadas por Streptococcus pyogenes, Staphylococcus aureus y organismos anaeróbicos. Infecciones ginecológicas, incluyendo endometritis, celulitis, abscesos tubo-ováricos no gonocóccicos, celulitis pelviana, salpingitis e infección vaginal posquirúrgica causada por anaerobios susceptibles cuando se administra concomitantemente con un antibiótico de espectro gram negativo apropiado. Infecciones ginecológicas causadas por Chlamydia trachomatis. Infecciones intraabdominales, incluyendo peritonitis y abscesos intraabdominales causados por organismos anaeróbicos susceptibles (ver Dosificación). Septicemia causada por Staphylococcus aureus, estreptococos (excepto Enterococcus faecalis), y anaerobios susceptibles (ver Dosificación). Infecciones óseas y articulares, incluyendo osteomielitis hematógena aguda causada por Staphylococcus aureus y como complemento del tratamiento quirúrgico de las infecciones óseas y articulares crónicas provocadas por organismos susceptibles (ver Dosificación).

Precauciones especiales

Dosificación

Si durante el tratamiento se presenta diarrea significativa, debe suspenderse la administración del antibiótico (ver Advertencias). Adultos: 600 a 1.800mg/día divididos en tres o cuatro dosis iguales. Pacientes pediátricos: infecciones serias: 8 a 16mg/kg/día divididos en tres o cuatro dosis iguales. Infecciones más graves: 16 a 20mg/kg/día divididos en tres o cuatro dosis iguales. DALACIN* C Cápsulas debe tomarse con un vaso lleno de agua para evitar la posibilidad de irritación esofágica. Las infecciones serias provocadas por bacterias anaeróbicas generalmente se tratan con DALACIN* C FOSFATO Solución inyectable. Sin embargo, en casos clínicamente apropiados, el médico puede optar por iniciar o continuar el tratamiento con DALACIN* C Cápsulas. En los casos de infecciones estreptocócicas betahemolíticas, el tratamiento debe continuarse durante 10 días como mínimo. Posología para pacientes geriátricos: los estudios farmacocinéticos realizados con clindamicina no indicaron diferencias clínicamente importantes entre los pacientes jóvenes y ancianos con función hepática normal y función renal normal (ajustada en función de la edad), que recibieron el antibiótico por vía oral o intravenosa. Por lo tanto, no es necesario ajustar la dosis en los pacientes geriátricos con función hepática normal y en los pacientes geriátricos con función renal normal (ajustada en función de la edad) (ver Farmacocinética). Posología para pacientes con insuficiencia renal: no se requiere modificar la dosis de clindamicina en los pacientes con insuficiencia renal. Posología para pacientes con insuficiencia hepática: no se requiere modificar la dosis de clindamicina en los pacientes con insuficiencia hepática.

Farmacología

Microbiología: se ha demostrado que la clindamicina posee actividad in vitro contra cepas de los siguientes organismos: cocos aeróbicos grampositivos, entre los que se incluyen: Staphylococcus aureus (cepas productoras y no productoras de penicilinasa), Staphylococcus epidermidis, estreptococos (excepto Streptococcus faecalis), neumococos. Bacilos anaeróbicos gram negativos, entre los que se incluyen: bacteroides species (incluyendo el grupo Bacteroides fragilis y el grupo Bacteroides melaninogenicus), Fusobacterium species. Bacilos anaeróbicos gram positivos no formadores de esporas, entre los que se incluyen: Propionibacterium, Eubacterium, Actinomyces species. Cocos anaeróbicos y microaerófilos gram positivos, entre los que se incluyen: Peptococcus species; Peptostreptococcus species; Estreptotocos microaerófilos. Clostridios: los clostridios son mucho más resistentes a la clindamicina que la mayoría de los anaerobios. La mayoría de las cepas de Clostridium perfringens son susceptibles, pero otras especies, por ej.: Clostridium sporogenes y Clostridium tertium, frecuentemente son resistentes a la clindamicina. Se deben realizar análisis de susceptibilidad. Se ha demostrado la existencia de resistencia cruzada entre la clindamicina y la lincomicina. Se ha demostrado la existencia de antagonismo entre la clindamicina y la eritromicina. Farmacocinética: en los estudios donde se analizaron los niveles séricos con una dosis oral de 150mg de clorhidrato de clindamicina en 24 adultos sanos, se demostró la rápida absorción de la clindamicina administrada por vía oral. Se alcanzó un nivel sérico máximo promedio de 2,50mg/ml al cabo de 45 minutos; los niveles séricos promediaron 1,51mg/ml a las 3 horas y 0,70mg/ml a las 6 horas. La absorción de una dosis oral es virtualmente completa (90%) y la administración concomitante de alimentos no modifica de manera apreciable las concentraciones séricas; los niveles séricos han sido uniformes y predecibles de una persona a otra y de una dosis a otra. Los estudios sobre los niveles séricos que se realizaron administrando múltiples dosis de DALACIN* C durante un máximo de 14 días no muestran evidencias de acumulación o de alteración del metabolismo del fármaco. La vida media sérica de la clindamicina aumenta levemente en los pacientes con función renal sumamente reducida. La hemodiálisis y la diálisis peritoneal no son eficaces para eliminar la clindamicina del suero. Las concentraciones séricas de la clindamicina aumentan linealmente a medida que aumenta la dosis. Los niveles séricos superaron la CIM (concentración inhibitoria mínima) de la mayoría de los organismos indicados al menos durante las seis horas posteriores a la administración de las dosis recomendadas. La clindamicina se distribuye ampliamente en los líquidos corporales y los tejidos (incluso en los huesos). La vida media biológica promedio es de 2,4 horas. Aproximadamente el 10% de la bioactividad se excreta en la orina y el 3,6% en las heces; el resto se excreta en forma de metabolitos bioinactivos. No se alcanzan niveles significativos de clindamicina en el líquido cefalorraquídeo, tampoco en pacientes con inflamación meníngea. Los estudios farmacocinéticos realizados en voluntarios de edad avanzada (61-79 años) y en adultos más jóvenes (18-39 años) indican que la edad no altera la farmacocinética de la clindamicina (clearance, vida media de eliminación, volumen de distribución y área bajo la curva de concentración sérica-tiempo) después de la administración del fosfato de clindamicina por vía intravenosa. Después de la administración oral del clorhidrato de clindamicina, la vida media de eliminación aumenta a aproximadamente 4 horas (rango 3,4-5,1 horas) en los pacientes de edad avanzada, en comparación con 3,2 horas (rango 2,1-4,2 horas) en los adultos más jóvenes. Sin embargo, el grado de absorción no difiere entre los grupos de edades por lo cual no es necesario modificar la dosis en los pacientes geriátricos con función hepática normal y función renal normal (ajustada en función de la edad).

Contraindicaciones

DALACIN* C Cápsulas está contraindicado en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a la clindamicina, la lincomicina o a alguno de los componentes de la formulación.

Advertencias

Se han informado casos de colitis seudomembranosa prácticamente con todos los agentes antibacterianos, incluso con clindamicina, cuya gravedad puede ser leve o incluso poner en riesgo la vida del paciente. Por lo tanto, es importante tener en cuenta este diagnóstico en los pacientes que presentan diarrea después de la administración de agentes antibacterianos. Como el tratamiento con clindamicina ha estado asociado a colitis grave, la cual puede ser fatal, debe reservarse para infecciones serias para las cuales los agentes antimicrobianos menos tóxicos no resulten apropiados (ver Indicaciones). No debe administrarse a pacientes con infecciones no bacterianas, tales como la mayoría de las infecciones del tracto respiratorio superior. El tratamiento con agentes antibacterianos altera la flora normal del colon y puede dar lugar al crecimiento excesivo de clostridios. Los estudios indican que una toxina producida por el Clostridium difficile es una de las causas primarias de la colitis "asociada a los antibióticos". Una vez establecido el diagnóstico de colitis seudomembranosa, se deben adoptar medidas terapéuticas. Los casos leves de colitis seudomembranosa generalmente responden sólo con la interrupción del fármaco. En los casos moderados a graves, se debe tratar al paciente con líquidos y electrólitos, suplementación de proteínas y tratamiento con agentes antibacterianos clínicamente eficaces para tratar la colitis provocada por el C. difficile. Se ha observado que la diarrea, la colitis y la colitis seudomembranosa pueden comenzar hasta varias semanas después de interrumpir el tratamiento con la clindamicina. Se han informado casos de diarrea asociada con el Clostridium difficile (DACD) con el uso de casi todos los agentes antibacterianos, incluida la clindamicina, cuya severidad puede variar en el rango de diarrea leve a colitis fatal. El tratamiento con agentes antibacterianos altera la flora normal del colon, llevando al crecimiento excesivo del C difficile. El C. difficile produce toxinas A y B que contribuyen al desarrollo de DACD. Las cepas hiperproductoras de toxinas del C. difficile, constituyen causas de aumento de la morbilidad y mortalidad, ya que estas infecciones pueden ser refractarias a la terapia antimicrobiana y pueden requerir colectomía. La posibilidad de DACD debe ser considerada en todos los pacientes que presenten diarrea después del uso de antibióticos. Es necesaria una historia médica cuidadosa, ya que se ha reportado que la DACD puede presentarse luego de dos meses posteriores a la administración de los agentes antibacterianos. Se debe indagar sobre los antecedentes de sensibilidad a fármacos y otros alergenos. Como la clindamicina no se difunde adecuadamente en el líquido cefalorraquídeo, este fármaco no debe utilizarse en el tratamiento de la meningitis. Precauciones: generales: el análisis de la experiencia reunida hasta el momento sugiere que un subgrupo de pacientes geriátricos con enfermedades graves asociadas puede no tolerar bien la diarrea. Cuando esté indicado administrar clindamicina a estos pacientes se los debe monitorear exhaustivamente para detectar cambios en la frecuencia de las deposiciones. DALACIN* C debe prescribirse con precaución a los pacientes con antecedentes de enfermedades gastrointestinales, particularmente de colitis. DALACIN* C debe administrarse con precaución en pacientes atópicos. El uso de DALACIN* C rara vez produce un crecimiento excesivo de organismos no susceptibles, particularmente levaduras. En caso de producirse una superinfección, se deben adoptar las medidas apropiadas para el cuadro clínico. No necesariamente se requiere modificar la dosis de clindamicina en los pacientes con insuficiencia renal. En los pacientes con enfermedad hepática moderada a severa, se ha observado una prolongación de la vida media de la clindamicina. Sin embargo, se ha informado en los estudios que la clindamicina administrada cada ocho horas raramente produce acumulación. Por lo tanto, no necesariamente se requiere modificar la dosis de clindamicina en los pacientes con insuficiencia hepática. No obstante, se deben realizar determinaciones periódicas de las enzimas hepáticas cuando se administre a pacientes con enfermedad hepática grave. Análisis de laboratorio: durante el tratamiento prolongado se deben realizar análisis periódicos de las funciones hepática y renal, y recuentos sanguíneos. Uso pediátrico: cuando se administra DALACIN* C a pacientes pediátricos (hasta los 16 años) se debe realizar un monitoreo apropiado de las funciones orgánicas. Uso geriátrico: los estudios clínicos de clindamicina no incluyeron un número suficiente de pacientes mayores de 65 años para permitir determinar si responden de manera diferente a los pacientes más jóvenes. Sin embargo, se han informado otras experiencias clínicas que indican que la colitis y la diarrea asociadas a los medicamentos (provocadas por Clostridium difficile) que se observan con la mayoría de los antibióticos son más frecuentes en los pacientes geriátricos ( > 60 años) y pueden ser más graves. Estos pacientes deben ser monitoreados exhaustivamente para detectar el desarrollo de diarrea. Los estudios farmacocinéticos realizados con clindamicina no indicaron diferencias clínicamente importantes entre los pacientes jóvenes y ancianos con función hepática normal y función renal normal (ajustada en función de la edad), que recibieron el antibiótico por vía oral o intravenosa. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción: la clindamicina demostró tener propiedades de bloqueo neuromuscular que pueden intensificar la acción de otros agentes bloqueantes neuromusculares. Por lo tanto, debe utilizarse con precaución en pacientes tratados con estos agentes. Se ha demostrado la existencia de antagonismo entre la clindamicina y la eritromicina in vitro. Debido a la posible significación clínica, estos dos fármacos no deben administrarse concurrentemente. Carcinogénesis, mutagénesis, trastornos de la fertilidad: no se han realizado estudios animales prolongados con clindamicina para evaluar el potencial carcinogénico. Los estudios de genotoxicidad realizados incluyen una prueba de micronúcleo en ratas y una prueba de Ames. Ambas pruebas fueron negativas. Los estudios de fertilidad realizados con ratas que recibieron dosis orales de hasta 300mg/kg/día (1,6 veces superiores a máxima dosis recomendada para adultos sobre la base de mg/m2) no revelaron efectos sobre la fertilidad o la capacidad de apareamiento. Embarazo: los estudios de reproducción realizados en ratas y ratones con dosis orales clindamicina de hasta 600mg/kg/día (3,2 y 1,6 veces superiores a la máxima dosis recomendada para adultos sobre la base de mg/m2, respectivamente) o dosis subcutáneas de clindamicina de hasta 250mg/kg/día (1,3 y 0,7 veces la máxima dosis recomendada para adultos sobre la base de mg/m2, respectivamente) no revelaron evidencias de teratogenia. Sin embargo, no se han realizado estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Como los estudios de reproducción animal no siempre permiten predecir la respuesta humana, este fármaco sólo debe administrarse durante el embarazo si es claramente necesario. Lactancia: se ha informado la presencia de clindamicina en la leche materna a niveles de 0,7 a 3,8mg/ml.

Efectos adversos y efectos secundarios

Se han informado las siguientes reacciones con el uso de clindamicina: trastornos sanguíneos y del sistema linfático: se han informado casos de neutropenia (leucopenia) transitoria y eosinofilia. Se han informado casos de agranulocitosis y trombocitopenia. En ninguno de los casos informados se pudo establecer una relación etiológica directa con el tratamiento con la clindamicina. Trastornos del sistema inmunitario: se han informado algunos casos aislados de reacciones anafilactoideas. Trastornos del sistema nervioso: disgeusia. Trastornos cardíacos: se han informado raros casos de paro cardiopulmonar e hipotensión como consecuencia de la administración intravenosa muy rápida (ver Dosificación). Trastornos vasculares: se ha informado tromboflebitis con la inyección intravenosa. Estas reacciones pueden minimizarse administrando el producto mediante una inyección IM profunda y evitando el uso de catéteres intravenosos permanentes. Trastornos gastrointestinales: se han informado dolor abdominal, náuseas, colitis seudomembranosa, vómitos y diarrea (ver Advertencias), esofagitis y úlcera esofágica con las preparaciones orales. Los síntomas de la colitis seudomembranosa pueden manifestarse tanto durante como después del tratamiento antimicrobiano (ver Advertencias). Trastornos hepatobiliares: durante el tratamiento con la clindamicina se han observado ictericia y anomalías en las pruebas de la función hepática. Trastornos renales: si bien no se ha establecido una relación directa entre la clindamicina y el daño renal, se han observado raros casos de disfunción renal, que se manifestaron en forma de azoemia, oliguria y/o proteinuria. Trastornos musculoesqueléticos: se han informado raros casos de poliartritis. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: durante el tratamiento con el fármaco se han observado rash máculopapular y urticaria. La reacción adversa que se ha informado más comúnmente es rash cutáneo morbiliforme leve a moderado. Son raros los casos de eritema multiforme, algunos similares al síndrome de Stevens-Johnson, que se han asociado a la clindamicina. Se han informado prurito, vaginitis y raros casos de dermatitis exfoliativa. Se han informado raros casos de necrólisis epidérmica tóxica durante la supervisión posterior a la comercialización. Durante el tratamiento con el fármaco se han observado rash vesículobulloso y urticaria. Trastornos generales y en el lugar de administración: con las inyecciones IM se han observado irritación local, dolor y formación de abscesos.

Preguntas sobre Dalacin* c

Nuestros expertos han respondido 8 preguntas sobre Dalacin* c

Dra. María Florencia Gallo
Dra. María Florencia Gallo
Odontólogo
Nordelta
La Clindamicina se puede indicar en pacientes alérgicos a la Penicilina, pero nunca es bueno automedicarse, menos sabiendo que es alérgico a una droga. Consulte a un profesional. Saludos
1 respuestas

Dra. Mariana Brizuela
Dra. Mariana Brizuela
Odontólogo
Córdoba Capital
Hola!
Se toma entera. Generalmente la dosis de Clindamicina que se indica es es 300 mg ( o sea una pastilla) cada 8hs. Tendrías que consultarle a tu odontólogo cuantos días lo tenes…
3 respuestas

Dr. Guillermo Caló
Dr. Guillermo Caló
Odontólogo
Rosario
Es uno de los efectos secundarios de este antibiótico...esto quiere decir que existe la posibilidad ...pero no quiere decir que si o si suceda .. si sucede habría que rotar a otro antibiótico…
2 respuestas

¿Qué profesionales prescriben Dalacin* c?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.